felicidad
Canva

Plántale cara

4 claves para perder el miedo al rechazo y a no ser querido para ser más feliz

La psiquiatra Marian Rojas Estapé considera al miedo como una emoción pertubadora que nos quita la paz, uno de ellos es el de ser rechazado. Un psicólogo explica cómo afrontarlo.

El miedo es una emoción que generalmente llega sin avisar, y puede adoptar muchas formas. Una de las más comunes, y también de las más dolorosas, es el miedo a no ser querido. Porque, ¿quién no ha sentido alguna vez ese temor, ese nudo en el estómago al pensar que quizás no somos lo suficientemente buenos para ser amados? Marian Rojas Estapé, experta en psiquiatría y autora de 'Cómo hacer que te pasen cosas buenas', señala que este es uno de los miedos más habituales y perturbadores.

Si tienes actualmente la inquietante sensación de que no eres merecedora de ser querida, o te invade el miedo a ser rechazada o ignorada por aquellos que más te importan, no estás sola. Porque, ¿sabías que el miedo a no ser querido es una experiencia común que afecta a millones de personas en todo el mundo? Así es, aunque no creo que esto te sirva de mucho consuelo.

Lo que sí te puede ayudar son los consejos de un reconocido psicólogo para afrontarlo y liberarte de este pesar que te quita la paz y te impide avanzar en tus relaciones y en la vida misma. 

Cómo aprender a decir NO, la palabra que sube la autoestima y nos hace más felices

El miedo a ser rechazada, uno de los peores, según Marian Rojas

La Dra. Marian Rojas, reconocida psicóloga española, explica que este temor suele enraizarse en una infancia marcada por el abandono, la humillación o el rechazo. "El miedo es una emoción que nos perturba y nos quita la paz. Siempre insisto en que no solo es algo fisiológico, y que por tanto, no podemos tratarlo únicamente desde la medicación y la farmacología; sino que es fundamental comprender el componente emocional", advierte.

Estas experiencias tempranas pueden generar un profundo dolor social y una sensación de exclusión que impacta directamente en la identidad y autoestima del individuo, como reconoce la experta.

Pero, ¿cómo puedes, entonces, abordar este miedo a no ser querida que te está generando tanto malestar? Reconocer su origen es el primer paso hacia la liberación. Si te sientes excluida o ignorada, o si el miedo a no ser querida te ha mantenido despierta por las noches, es hora de enfrentarlo.

Primero, identifica si sufres o no este miedo

Para saber si este miedo te está afectando, el psicólogo Oscar Castillero Mimenza, quien nos da las claves para enfrentarlo, propone primero realizar un sencillo ejercicio.

Cierra los ojos y recuerda un momento en el que te sentiste amada, valorada y querida. ¿Qué sensaciones te invaden? Calidez en el pecho, una sonrisa que se dibuja en tu rostro al evocar ese recuerdo… Bien, ahora, imagina que ese sentimiento desaparece, que ya no existe reciprocidad en ese afecto, que todo fue una ilusión. ¿Cómo te sientes? Este es el tormento que experimentan aquellos que temen no ser queridos.

Como explica Castillero, es natural querer ser amado, pero es importante entender que no todos nos amarán ni nos aceptarán, al igual que tampoco nosotros vamos a querer a todo el mundo. Por eso, es muy probable que tú, yo y cualquier ser humano deba enfrentarse al rechazo en algún momento de su vida.

"El miedo a no ser querido puede pasarle prácticamente a cualquiera en algún momento puntual de la vida", asegura. Sin embargo, si este miedo se vuelve constante y persistente, puede convertirse en un obstáculo para nuestra felicidad y desarrollo personal.

Ahora es momento de saber por qué surge y cómo se manifiesta 

¿Tienes baja autoestima y te valoras poco? Pues según el psicólogo Oscar Castillero, quienes tienden a sentirse inferiores e inseguros son aquellos que suelen manifestar este miedo en algún momento de su vida. ¿Y cómo surge? Pues de "experiencias traumáticas, como abusos en la infancia o bullying, pueden alimentar este temor, así como la percepción de abandono, ya sea por parte de la familia o de parejas sentimentales", argumenta.

Pero lo peor de todo esto, como expone el especialista, es que genera un profundo sufrimiento personal. "Las personas afectadas tienden a centrarse en complacer a los demás, buscando constantemente su aprobación o evitando exponerse a situaciones que pongan a prueba su temor", reconoce. Este comportamiento puede llevarles incluso a moldear su personalidad y acciones según las expectativas de quienes les rodean, convirtiéndose en verdaderos camaleones sociales.

Además, pueden experimentar una sensación de extrañeza y vacío, sintiéndose fuera de lugar o carentes de cualidades que les hagan interesantes, lo que suele estar relacionado con una baja autoestima o falta de autoaceptación.

De esta forma, si te sientes identificada, lo que puede ocurrir es que tus relaciones interpersonales se vean afectadas por este miedo, ya que dejan de ser auténticas para convertirse en una búsqueda desesperada de aceptación.

Puede incluso que estés actuando de manera sumisa o dramática sin que te des cuenta, buscando constantemente la atención o sacrificando parte de tu identidad para agradar a los demás. ¡Pues no lo hagas! Lo primero de todo es perder el miedo a ser tú misma, ya que quien te quiera te debe querer tal y como eres, sin máscaras ni caretas. Y lo segundo, no evitar el contacto social y aislarte para protegerte de un posible rechazo. Pero, ¿cómo te puedes enfrentar a ello?

enfrentar miedo al rechazo
CANVA
¿Se puede aprender a ser feliz? Las claves definitivas de Matthieu Ricard, el hombre más feliz del mundo

Óscar Castillero te ayuda a plantarle cara

Sí, aunque ahora lo veas como un imposible, la buena noticia es que este miedo puede ser tratado. Estas son algunas de sus estrategias para enfrentarte a él:

  • Entrenamiento en habilidades sociales y asertividad. Desarrollar habilidades para comunicarte de manera efectiva y defender tus derechos te empodera y te ayuda a construir relaciones más sanas.

  • Reestructuración cognitiva. Cuestionar y modificar las creencias negativas que albergas sobre ti misma y sobre los demás te permite adoptar una perspectiva más realista y compasiva. No se trata solo de cambiar tu conducta, sino también de comprender que las relaciones son un juego de dos, donde ambos tienen responsabilidad.

  • Role-playing o terapia grupal. Compartir experiencias y apoyarte mutuamente en un entorno seguro donde otros comparten tus luchas puede ser un gran impulso para expresar el sufrimiento que este miedo te provoca y superarlo en compañía.

  • Conócete bien y acéptate tal y como eres. Superar el miedo a no ser querido implica un viaje de autodescubrimiento y aceptación. Eres digna de amor y afecto, y mereces ser querida tal como eres, pero no solo por parte de los demás, sino también por ti misma. Es difícil que te quieran bien, si eres tú la que ni siquiera se acepta a sí misma.

Como concluye el experto, el miedo a no ser querida no tiene que ser una cadena perpetua. Con la ayuda adecuada y un poco de esfuerzo por tu parte, estoy segura de que podrás liberarte de este temor y abrirte a un mundo de relaciones más plenas y satisfactorias.